lunes, 31 de agosto de 2015

Charles Street, n°44 - Danielle Steel

Este libro lo compré en La Feria del Libro que se realiza anualmente en mi país y fue por curiosidad. No tenía ninguna referencia sobre la autora, pero me decidí por llevarlo a casa.

Al comiezo es un poco aburrido porque te pone en el contexto de la historia. Si hubo un personaje que no me cayó bien, fue Todd, la ex pareja de Francesca, porque la dejó con una enorme carga que fueron la casa y la galería, fue como que ¿En serio?, pero al fin de cuentas fue para mejor.

Los inquilos que encontró Francesca me parecieron geniales. Eileen, la chica dulce e inocente que comenzaba a vivir su vida; Chris, un hombre que buscaba no tener que volver a ver o escuchar de su ex mujer y así cuidar de su hijo y Mayra, una conocida y exitosa chef que, luego de perder a su esposo, buscaba un poco de compañía.

Algo que me sorprendió mucho fue que la autora tocara temas que actualmente se dan en la sociedad como la adicción a la drogas o la violencia hacia la mujer que puede llegar al extremo del feminicidio. Definitivamente son situaciones que se dan día a día y el hecho de que se mencione en un libro y que los implicados sean los mismos personajes te hace ver que algo esta mal con nuestra sociedad.

Más allá de todo lo que pueda mencionar la autora respecto de estos temas, la trama me parece muy buena. Es una historia que no se lee muy a menudo. Para mi es una historia madura y no necesariamente para adolescentes, bueno, los personajes no son chicos de 15 o 18 años, son hombre y mujeres ya consolidados, por así decir, que tienen problemas como cualquier otra persona y, a pesar de que yo no paso de los 20, me ha gustado bastante el hecho de que precisamente no sea la típica historia de jóvenes enamorados.

En este libro pude encontrar amor, decepción, resignación, humor, amistad y sobretodo la capacidad que tiene la vida de regalarnos segundas oportunidades.







Charles Street, nº 44

Sinopsis: 

Francesca Thayer es copropietaria de una galería de arte y de una casa antigua en el Village neoyorquino. Ambos inmuebles los compró con Todd, su pareja durante años. Ahora que la relación ha terminado, Francesca deberá decidir si lo vende todo o hace frente a los pagos ella sola. 

Finalmente su padre la ayudará con la galer ía de arte, pero para mantener la casa, tendrá que alquilar tres de sus habitaciones. Entre los inquilinos se creará un ambiente familiar y hogareño que los unirá cada vez más. Y Francesca, entre tanto, se dará cuenta de que en contra de lo que creía, su corazón sigue latiendo aun con más fuerza que antes, en el momento más insospechado y por la persona que menos se espera.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola Kat, éste libro lo tengo sólo en físico y aún no he podido conseguir el digital. Sin embargo, te aseguro que la inversión en él vale la pena :)

      Muchas gracias por leer el blog!! Saludos ❤

      Eliminar